Derechos y protección social

Derechos y protección social contra el abuso, la discriminación y el aislamiento.

184 millones de personas mayores viven en la pobreza, sin ingresos asegurados. La mayoría no se jubilan nunca y no tienen otra salida que trabajar hasta que están demasiado enfermos o débiles para continuar, mientras que a muchas personas mayores se les niega el trabajo, la medicación o los préstamos porque se les considera "demasiado viejos".

En algunos países, se ataca e incluso se asesina a las mujeres mayores acusadas de brujería. Y en todo el mundo, hay millones de personas mayores a las que se niega su derecho a la seguridad social.

Los mecanismos existentes actualmente para la protección de derechos no protegen adecuadamente a los hombres y mujeres mayores.
Cuatro de cada cinco personas a nivel mundial no tienen acceso a una pensión.
Las pensiones sociales son trasferencias de efectivo no contributivas realizadas de manera periódica y se sabe que es una de las maneras más efectivas de protección social para reducir la pobreza entre las personas mayores además de una inversión en el desarrollo del capital humano.
Desde HelpAge y en colaboración con el Ministerio alemán de Cooperación Económica y desarrollo se ha creado la plataforma www.pension-watch.net que da una visión global de las pensiones sociales de cada país y su influencia sobre el desarrollo, además de publicar diversos informes que pretende facilitar la comprensión sobre este tema.

Campaña ADA en Haití Campaña ADA en Haití

Además, HelpAge International apoya a las personas mayores para que organicen grupos de autoayuda y proporciona formación a redes de asesores legales voluntarios.
Asimismo, hacemos campaña para una nueva Convención de Naciones Unidas específica sobre los Derechos de las Personas Mayores.

Para llamar la atención sobre este y otros temas relacionados con los derechos y la protección de las personas mayores nació la campaña ADA: Age Demands Action.

X
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede configurar su navegador para impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque dicha acción podra ocasionar dificultades de navegación en la página web.
CÓMO CONFIGURAR
ACEPTAR